MST, escritor

MST Martín ST

Morir

 

¿Adivinan? Después de una santa vida, alcancé las puertas del Cielo. Sobre ellas rezaba un cartel, "cerrado por reformas".

Fin del mundo

 

La última mujer sonrió al último hombre.

Y no se gustaron.

Esquizofrenia

 

Curarse era el peor dolor. Porque su amigo, su amante, su todo, el hombre con que había compartido su vida, ese fruto de su enfermedad, iba a desaparecer para siempre.

 

- ¡Lo que quiero saber es dónde están!-

Dar un puñetazo en la mesa no era la mejor estrategia. Impropio, además, en un inspector con tantos años en el cuerpo. Pero es que las maneras educadas de aquel muchacho le sacaban de quicio. Quince compañeros asesinados a lo largo de seis años. Y tras las pruebas forenses, autor confeso de todos los crímenes. Ya tardaba en decirle dónde estaban los cuerpos.

- Pero inspector, si llevo diciéndoselo desde el principio.

Y entonces cayó en el significado de su gesto, aparentemente banal. De ese repetitivo frotarse la barriga, lentamente y en círculos. El que hacemos tras quedar satisfechos con nuestro almuerzo.

 

Las víctimas. Premio IV Concurso de Microrrelato Emilio Carrère, 2015

 

 

[...] Usted ha venido a saber la historia de Rojo. Y yo se la voy a contar, porque ni me importa el qué dirán, ni me asustan las cosas de antes, como a éstos. Se lo voy a contar, porque si no, de todas formas, acabará enterándose, tarde y mal, mareado por las letanías de esta panda de viejos. Aquí valor tienen muy pocos. No ha venido usted al mejor lugar del mundo, aquí por la espalda se pavonean mucho, pero de frente, ¡ay, de frente!, eso ya es otro cantar. Escuche, aquello de Rojo vino a suceder la noche del veinticinco de julio, el día de Santiago. Lo recuerdo bien, porque esa onomástica es la mía. Los antecedentes se los voy a ahorrar. A buen seguro ya le habrán dicho del Rojo que tenía los ojos torvos, que hablaba poco, que era enjuto. Bobadas.

 

Los huesos de Rojo. Premio Víctor Chamorro, 2014

 

martin{arroba]martinsacristan.com

658 888 592

#15#22#23

Los textos de esta web están protegidos por la Ley de Propiedad Intelectual, perteneciendo al autor y a las editoriales en que publica, y no pueden ser reproducidos ni difundidos, ni total ni parcialmente, por ningún medio.